Discursos posibles acerca de «Saber Proyectar»

Estos textos son el puntapié de la clase síntesis de «Saber Proyectar», en base al texto «Aprender Arquitectura» de Alberto Saldarriaga Roa.

Primer discurso posible

1.

Respecto de lo trabajado en clase con la lectura del capítulo “Saber PROYECTAR” del libro “Aprender Arquitectura, manual de supervivencia”; podemos comenzar esta clase afirmando que FORMA, DISEÑO, ESPACIO y PROYECTO son cuatro conceptos que nos sirven para introducirnos en nuestra disciplina, la arquitectura.

2.

El motivo de nuestras prácticas disciplinares, la arquitectura, está fundada en la creación de FORMAS HABITABLES; es una condición fundante de nuestra práctica. Por lo tanto FORMA es un concepto que nos importa comprenderlo y en sí participa de todo el proceso de creación al que llamamos PROCESO PROYECTUAL.
Es tan importante la forma como idea y proceso que nuestro plan de estudios contempla un área de conocimientos llamada MORFOLOGÍA, con cinco asignaturas incluidas.

3.

Forma es aquella estructura que dá orden, significado y sentido a los entes, es decir a las cosas. Cosificar algo es nombrarlo a través del lenguaje, y por lo tanto, en el sujeto, nosotros, quienes nominamos, cosificamos e inventamos a través de la lengua, las palabras y los conceptos.

4.

Entender que la forma no sería posible de ser habitada si no existiera un espacio, una dimensión que contenga nuestras prácticas del habitar, es clave FORMA y ESPACIO; son dos conceptos que se vinculan y se significan para poder identificarse. No es posible describir un espacio: casa, habitación, etc, si no podemos comprender su forma.

5.

Diseño se asocia al concepto DIBUJO, pero un dibujo que intenta representar, es decir, volver a presentar algo para entenderlo, pensarlo, interpretarlo y también re-cordarlo. Diseño también, como idea, hace referencia a una práctica específica, la creación de algo. Esta creación está vinculada directamente con nuestras prácticas, nuestro habitar, desde un pequeño objeto ,como una aguja, hasta la ciudad, todos hablan de como el hombre va diseñando su propio hábitat.

El espacio y la forma se vuelve sillón, mesa, lámpara, ventana y ellos contienen almuerzo, cena, reunión, charla, etc. La forma y el espacio se vuelven instante, momento, recuerdo, memoria y sensación.

Segundo discurso posible

6.

Si entendemos, ahora que las formas/espacios habitables son el resultado de siglos de cultura transformando la naturaleza como soporte para poder habitarla, resulta interesante plantear que nuestras prácticas se orientan a mejorar ese habitar. Las formas habitables, no sólo han sido construidas sino también creadas, pensadas e IMAGINADAS. Es nuestra imaginación la que nos permite re-crear las formas en nuestra mente para luego intentar imaginar otras distintas.
Entonces si decimos que el proyecto, como práctica social, se oriente hacia la creación de nuevas y distintas formas habitables, nos referimos a un tiempo espacio de esas formas y a una interpretación de las mismas. Como cultura que somos y que habitamos, hemos construido nuestro hábitat a lo largo de la historia, por tanto existe un repertorio de formas que son parte de nuestras ciudades y que expresan un modo de habitar y construir en el tiempo. Es fundamental comprender, interpretar y analizar la arquitectura, descubrir sus fundamentos y explorar sus conceptos.

En la imagen anterior se desarrolla un ejemplo de como una forma, que es producto de una composición, se organiza a partir de trazados geométricos. Podemos afirmar que este TIPO de composición posee una ORGANIZACIÓN a partir de un centro, que se jerarquiza con una cúpula, semiesfera en la mayoría de los casos, que configura el espacio – lugar principal. La reutilización de esta composición a lo largo de la historia va conformando lo que llamamos TIPO, y que refiere a un nudo de enlace de las partes y el todo de la forma.

7.

El TIPO del TEMPLO DE ORGANIZACIÓN CENTRAL ha sido desarrollado a lo largo de la historia desde las mezquitas árabes a las iglesias católicas del siglo XVI en toda Europa. TIPO y TIPOLOGÍA (como estudio de los tipos) son esquemas espaciales que nos hablan de estas relaciones de formas estables en el tiempos. Por ejemplo el esquema de los ejemplos de templos sería:

  • El TIPO entonces se transforma en una herramienta para el PROYECTAR, tal vez podemos describirlo como un instrumento proyectual.
  • Cuando el tipo se transforma en la forma arquitectónica concreta hablamos de la creación de una RELACIÓN TIPOLÓGICA. Esta nueva forma toma del TIPO las relaciones fundamentales y les agrega una práctica social concreta, y define sus dimensiones y espacialidades.

8.

La nueva SOLUCIÓN ya creada sostiene la idea de TIPO y le otorga una espacialidad concreta. En vez de tomar al tipo como un esquema repetible, tomar a la solución – forma concreta nos lleva al concepto de FORMATO. La arquitectura de formato reduce el proceso de imaginación al mínimo y le quita novedad.

Tercer discurso posible

9.

Proyectar, o mejor dicho el PROCESO PROYECTUAL necesariamente involucra la capacidad de imaginar lo que no existe todavía. Este proceso es de naturaleza intelectual y contiene básicamente razonamientos e ideas generadas a partir de la creatividad del diseñador. El proceso pone en juego conocimientos, algunos que ya tiene el diseñador y que conforman su formación, y otros que será necesario construir a lo largo del proceso como investigación específica. Todo proceso proyectual involucra un tiempo y espacio que le dá sentido como práctica del sujeto, y que si bien puede ser repensado en cualquier momento, tiene una situación de coyuntura e implica un tiempo real de trabajo y de producción para llegar a la forma de la arquitectura.

10.

Los momentos son tiempos en los que el proyectista va buscando definir la forma y el espacio de la arquitectura. Las ideas se van concretando en espacios, en lugares, en ámbitos. Saldarriaga Roa nos habla claramente acerca del manejo certero de ciertas estrategias para atravesar el proceso proyectual. Veremos como caracterizarlas y relacionarlas al contenido de este discurso y cuales son los conceptos que nos llevan a los saberes y prácticas de la disciplina. Una estrategia proyectual incluye, para Saldarriaga Roa, una serie de PROCESOS BÁSICOS:

  1. El entendimiento de la SITUACIÓN PROBLEMA, sus componentes y su estructura. En este proceso, el autor entiende que existe un problema a resolver, que si bien, la arquitectura y su proyecto es el producto necesario para resolver dicho problema, la naturaleza del problema es humano y está vinculado al habitar.
  2. Desde nuestra perspectiva teórica, lo que EXISTE es una NECESIDAD, planteada por el grupo social, y es el ARQUITECTO quien PROBLEMATIZA o CONSTRUYE PROBLEMA, entendiendo que problematizar es cuestionar todo lo que rodea la necesidad. Cuando cuestionamos buscamos mirar de distinto ángulo, indeterminar lo que aparece como determinado por el grupo social y la cultura. Esta actitud es FUNDAMENTAL para entender la esencia del proceso proyectual de nuestra disciplina. Entonces:
  • En el ejemplo de la conferencia de Alejandro Aravena, respecto de la vivienda incremental es claro. La necesidad de viviendas para las clases sociales debajo de la línea de pobreza es un hecho, pero la creatividad para para problematizar las ideas del arquitecto, conduce a las IDEAS.
  • Con esta postura el segundo proceso que plantea Saldarriaga Roa queda unido a esta idea de problematizar, ya que los datos siempre vienen del contexto cultural del tiempo y espacio de la NECESIDAD concreta.
  • Resumiendo: La necesidad si bien se manifiesta en lo social y cultural, es parte de lo que llamaremos REALIDAD

11.

La REALIDAD es una construcción subjetiva al MUNDO, expresado en términos generales y que es parte constitutiva del SUJETO (proyectista). Su interpretación es CLAVE para entender el CONTEXTO CULTURAL, las necesidades y así construir PROBLEMA PROYECTUAL.

Autor: Fernando Giudici

2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.